¿Qué es una Resonancia Magnética?

¿Qué es una Resonancia Magnética?

La Resonancia Magnética (RM, MR, o IRM) es una exploración que permite estudiar los órganos internos del cuerpo humano. El sistema se basa en la resonancia de las ondas de radio en el cuerpo humano, sometido a un intenso campo magnético, produciéndose señales de radio que permiten a ordenadores reconstruir en imágenes las estructuras internas de nuestro cuerpo. El aparato tiene forma de túnel con una camilla en la que se tiende el paciente.

 

¿Se utiliza medicación?

En algunos casos es necesario inyectar una sustancia de contraste en una vena del paciente durante la exploración. A veces, en niños pequeños, es necesario usar sedación para que el paciente esté completamente quieto durante la exploración. Esta sedación puede administrarse por boca en niños muy pequeños o mediante una inyección en una vena.

 

¿Qué pasará durante la exploración?

Después de desnudarlo, el paciente pasará a la sala de exploración donde se le colocará en la camilla de exploración.

Si es necesario usar contraste o sedación endovenosos se le cateterizará una vena. Todos los pacientes que precisan sedación son controlados mediante un monitor de pulso y oximetría durante toda la exploración.

El paciente se introducirá en el túnel del aparato y empezará la exploración. Durante ésta se oirá el ruido de los pulsos de gradiente del campo magnético. Es importante que el paciente esté completamente quieto para obtener buenas imágenes.

La exploración completa durará de 30 y 45 minutos en total. Si el paciente ha recibido sedación se le controlará hasta que esté despierto. Posteriormente el paciente podrá vestirse y marcharse para hacer vida normal.

 

¿Cuándo estará el resultado?

La exploración y el informe radiológico serán enviados a su médico que los tendrá disponibles el día de la consulta

 

¿Cómo debe prepararse el paciente para la exploración?

El paciente debe estar en ayunas por si se necesita sedación o contraste endovenoso. En niños menores de 1 año es preciso que el paciente no haya comido en las 3 horas previas a la exploración. Los niños mayores deben estar 6 horas en ayunas. En general, no es necesaria otra preparación especial. Si fuese necesario, se le darían instrucciones concretas oralmente y por escrito con la citación.

 

¿Hay contraindicaciones para su realización?

En el caso de que el paciente tenga historia previa de reacciones a medicamentos, alergias, asma o enfermedades graves, o sea portador de alguna prótesis u otro objeto metálico comuníquelo a la enfermera que lo atenderá.


Copyright © 2018 Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM)