TC AbdominoPélvico

¿Que es un escáner (TC o TAC) de abdomen/pelvis?

La tomografía computarizada ( también conocida como TC o TAC) del abdomen/pelvis es una prueba radiológica no invasiva que permite estudiar de forma muy precisa los órganos, tejidos y vasos sanguíneos del abdomen y la pelvis.

La TC combina un equipo especial de rayos x con sofisticadas computadoras para producir múltiples imágenes del interior del cuerpo con mayor detalle que la radiografía convencional.

Las imágenes obtenidas (en muchos estudios más de 1.000) serán analizadas por su medico radiólogo que emitirá un informe con el resultado de la prueba.

¿Cuales son algunos de los usos más comunes de esta técnica?

La TC de abdomen/pelvis se emplea para ayudar al diagnóstico de la causa de dolor abdominal o pélvico y enfermedades de los órganos (hígado, páncreas, riñones, bazo, genitales internos, intestino), de los vasos sanguíneos o de los ganglios. Algunas indicaciones comunes son:

  • Infecciones como apendicitis, diverticulitis, pielonefritis, abscesos y otras.
  • Procesos inflamatorios como pancreatitis, cirrosis hepática o enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Cáncer de colon, hígado, páncreas, estómago, riñones, linfoma, etc.
  • Litiasis (piedras) en el riñón, uréteres o vejiga.
  • Aneurisma de aorta abdominal y otras enfermedades de los vasos como obstrucción por coágulos y estrechamiento anormal o estenosis.

La TC de abdomen y pelvis también se realiza para:

  • Identificar lesiones internas en los traumatismos
  • Planificar o valorar el resultado de la cirugía.
  • Valorar la respuesta de los tratamientos del cáncer como la quimioterapia o la radioterapia.
  • Servir de guía para la realización de biopsias y tratamientos mínimamente invasivos como drenajes de colecciones o ablación de tumores.

 
La TC de abdomen/pelvis es una técnica muy útil para el diagnóstico, pero no siempre será necesaria. En muchas ocasiones una ecografía, que no emplea radiación, u otras técnicas más simples, serán suficientes para precisar el diagnóstico. Por ello la TC se suele emplear como segunda prueba cuando otra anterior no ha sido concluyente. En algunas circunstancias, dependiendo del motivo de la exploración, la TC de abdomen será la primera prueba radiológica que indican su medico o el radiólogo.
 
¿Cómo debo prepararme para una TC?

Se recomienda vestir cómodamente pero evitar ropa que tenga cremalleras, botones o cualquier otro objeto metálico en el área del abdomen/pelvis, dado que los objetos metálicos pueden afectar a la imagen.

Las mujeres deben siempre informar a su médico o al técnico de rayos si existe alguna posibilidad de que estén embarazadas.

En ocasiones, el radiólogo considerará que es necesario inyectarle contraste para la realización del estudio. En estos casos, usted debería acudir al servicio de Radiología en ayunas (un mínimo de 6 horas).

En otras ocasiones antes de la realización del estudio también será necesario que tome por boca algún tipo de contraste, diferente al que se inyecta por la vena.

Con menos frecuencia será necesario administrar un contrate por enema rectal en la sala del escáner.

Usted debe informar a su médico y al personal del escáner si ha tenido anteriormente alguna reacción alérgica al contraste iodado. También debe comunicar si tiene antecedentes de asma, diabetes, mieloma múltiple, enfermedad cardiaca, del riñón o del tiroides. Estas situaciones puede aumentar el riesgo de una, por otro lado infrecuente, reacción al contraste intravenoso.
 
¿Cómo es el equipo de TC?

El escáner de TC es un aparato en forma de gran caja con un agujero central llamado gantry. El paciente se coloca en una mesa que puede moverse arriba y abajo y deslizarse dentro y fuera del centro del agujero. El ordenador desde el que se maneja se encuentra en una sala contigua en la que el personal controla en todo momento la exploración y al paciente.
 
¿Cómo trabaja este equipo?

Los rayos X que se emiten desde el tubo de rayos X giratorio pasan a través del paciente.

Los diferentes tejidos absorben la radiación en diferentes cantidades. La radiación emergente del cuerpo del paciente es recogida por unos detectores electrónicos que están situados en el gantry con el tubo de rayos X. Esta información es procesada por un ordenador para formar imágenes bidimensionales detalladas del interior del cuerpo. Como la fuente de rayos X rota a la vez que avanza la mesa donde se encuentra el paciente a una velocidad constante, el haz de rayos X describe una espiral, por esto se conoce como TC espiral.

•Los más novedosos TC espirales disponen de un mayor numero de detectores y por eso se llaman TC multidetector o TC multicorte. Producen imágenes de mayor calidad en menos tiempo. Esto es importante especialmente para los niños y para los ancianos o enfermos críticos o bien para los que no pueden aguantar la respiración un tiempo. Los aparatos más modernos son capaces de estudiar regiones del cuerpo grandes como el abdomen y la pelvis en muy pocos segundos.

Ahora es posible combinar múltiples imágenes de TC para producir imágenes tridimensionales que proporcionan información adicional.
 
¿Cómo se realiza?

El primer paso lo realiza el técnico para colocar al paciente correctamente en la mesa.
Para el escáner inicial la mesa se moverá rápidamente para situarse en la posición de inicio correcta. El resto de los cortes se realizan cuando la mesa se mueve más lentamente a través del escáner.

El paciente no debe moverse y los mejores resultados se obtienen cuando el enfermo es capaz de aguantar la respiración. Si no es posible respirará suave y regularmente.

En niños pequeños o en pacientes agitados puede ser necesaria una sedación para garantizar que no se mueven durante el estudio.

Después de realizar el estudio puede que tenga que esperar un poco a que el radiólogo revise las imágenes para estar seguro de que la calidad del mismo es suficiente para interpretarlo correctamente. Si es necesario se obtienen unos cortes adicionales.
 
¿Qué es lo que experimentará durante la realización del estudio?

No produce ningún tipo de dolor. Cuando se inyecta material de contraste puede notar calor, o un sabor metálico en la boca, habitualmente se pasa en unos minutos. También se puede notar picor, si persiste o se desarrollan habones puede ser necesaria medicación. Muy raramente puede producir dificultad para respirar o hinchazón en la garganta o en otras partes del cuerpo indicando una reacción más seria al contraste que debe ser tratada rápidamente. Si usted experimenta algunos de estos síntomas informe al técnico rápidamente.

En ocasiones es necesario tomar algún liquido por boca que sirve de contraste oral. Algunos de estos contrastes tienen un sabor desagradable o producir sensación de plenitud, pero generalmente son muy bien tolerados.

Usted está solo durante la exploración pero el técnico puede verle y oírle y puede hablarle en cualquier momento desde la habitación de control. Habitualmente se tarda entre 15 y 30 minutos incluyendo el tiempo de preparación. El tiempo real del TC es menos de 30 segundos.
 
¿Quien interpreta los resultados y que tengo que hacer para tenerlos?

Un radiólogo experimentado en TC examinará e interpretara los hallazgos del TC. Después de llegar a una conclusión el radiólogo enviará un informe detallado al médico peticionario quien le dará a usted los resultados.
 
¿Cuales son los beneficios frente a los riesgos?
 Beneficios

A diferencia de los rayos X convencionales, el TC proporciona detalladas imágenes de órganos y tejidos del cuerpo.

  • La TC es una técnica no invasiva, no dolorosa y con una gran capacidad para el diagnóstico de una gran cantidad de problemas clínicos.
  • La TC es rápida. Esto es especialmente importante para pacientes con traumatismo abdominal, dado que los daños internos o el sangrado pueden ser diagnosticados a tiempo para salvarles la vida.
  • Un TC diagnóstico puede eliminar la necesidad de una cirugía exploradora
  • La TC es menos sensible al movimiento que la resonancia magnética
  • La TC se puede realizar en pacientes con marcapasos y otros tipos de dispositivos, a diferencia de la resonancia magnética.
  • La TC permite guiar procedimientos minimamente invasivos como la toma de biopsias, drenajes de colecciones de líquido o tratamiento de tumores, evitando

Riesgos

  • El TC requiere exposición a la radiación, pero el riesgo es considerado muy por debajo de los beneficios obtenidos al hacer un diagnóstico seguro. Los radiólogos utilizan la dosis de radiación más pequeña posible para obtener un resultado seguro. La dosis efectiva de radiación para esta exploración es de 10 mSv, lo cual es aproximadamente lo mismo que recibe la población normal de la radiación ambiente en 3 años. Ver la página de Seguridad para más información sobre las dosis de radiación.
  • Las mujeres deben informar a su médico o al técnico de rayos si existe la posibilidad de que estén embarazadas. En general, el diagnóstico por imágenes por TC no se recomienda para las mujeres embarazadas salvo que sea médicamente necesario, debido al riesgo potencial para el bebé.
  • Si usted está dando de mamar y recibe contraste, debe esperar 24 horas, para permitir a su organismo que elimine el material antes de reiniciar la lactancia.
  • El riesgo de una reacción alérgica grave al material de contraste que contiene yodo muy rara vez ocurre, y los departamentos de radiología están bien equipados para tratar tales reacciones.
  • Debido a que los niños son más sensibles a la radiación, se les debe someter a un estudio por TC únicamente si es fundamental para realizar un diagnóstico y no se les debe realizar estudios por TC en forma repetida a menos que sea absolutamente necesario.

 
¿Cuales son las limitaciones de una TC de abdomen/pelvis?

Es posible que una persona de talla muy grande no quepa por la abertura de un escáner de TC convencional o que sobrepase el límite de peso para la mesa movible que es de alrededor de 200 kg.

Para algunas dolencias, incluyendo, entre otros, anomalías en el hígado, la vía biliar, la glándula suprarrenal, el riñón, el páncreas y anormalidades uterinas u ováricas, es posible que sea más conveniente la evaluación y diagnóstico por resonancia magnética (RM) en vez de la exploración por TC.

La exploración por TC del abdomen puede no ser tan sensible para identificar cálculos biliares como lo es el ultrasonido del abdomen.


Copyright © 2018 Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM)