Print Friendly, PDF & Email

Enfermedad metabólica en la que está reducida la utilización de los carbohidratos y aumentada la de los lípidos y proteínas. Es causada por un déficit absoluto o relativo de insulina y se caracteriza, en los casos más graves, por hiperglicemia crónica, glucosuria, pérdida de líquidos y electrolitos, cetoacidosis y coma. Entre las complicaciones a largo plazo están los trastornos del sistema nervioso central, los ojos y los riñones, cambios degenerativos en los vasos sanguíneos grandes y pequeños, y vulnerabilidad aumentada a las infecciones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *