Print Friendly, PDF & Email

Embolización significa ocluir de manera voluntaria vasos sanguíneos con diferentes intenciones. La embolización percutánea y/o endovascular es una opción terapéutica comprendida dentro de la Radiología Intervencionista o Técnicas Mínimamente Invasivas, indicada para el tratamiento de diferentes patologías como aneurismas o hemorragia arterial de diversas localizaciones (hemorragia traumática, hemorragia digestiva, hemoptisis, hemoperitoneo, etc.), tratamiento de tumores, etc. La finalidad de esta técnica es frenar o disminuir el flujo sanguíneo del vaso arterial (con menor frecuencia, venoso) lesionado o patológico mediante la colocación de dispositivos oclusores o la inyección de materiales embolizantes (sólido o líquido) con el fin de producir una oclusión intencionada de la luz del vaso. Esta puede ser realizada a cualquier nivel, desde las arterias o venas de gran calibre hasta el lecho capilar, y puede ser temporal o permanente, parcial o completa. En patología neurológica el procedimiento es realizado por un neuroradiólogo Intervencionista, quedando el resto en manos del radiólogo intervencionista.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *