Apartados Importantes

Cancer ColoRectal

< Volver al Inicio
Print Friendly, PDF & Email

CONCEPTOS GENERALES

¿Qué es el cáncer colorrectal?

El cáncer colorrectal es el que se origina en el colon o el recto. A estos cánceres también se les puede llamar cáncer de colon o cáncer de recto (rectal) dependiendo del lugar donde se originen. El cáncer de colon y el cáncer de recto a menudo se agrupan porque tienen muchas características comunes.

El cáncer se origina cuando las células en el cuerpo comienzan a crecer en forma descontrolada. Casi cualquier célula del cuerpo puede convertirse en cáncer y propagarse a otras partes del cuerpo. Para conocer más sobre el origen y la propagación del cáncer lea ¿Qué es el cáncer?

¿Cómo se origina el cáncer colorrectal?

Pólipos en el colon o en el recto

La mayoría de los cánceres colorrectales comienza como un crecimiento en el revestimiento interno del colon o del recto. Estos crecimientos son referidos como pólipos.

Algunos tipos de pólipos pueden convertirse en cáncer con el paso del tiempo (por lo general muchos años), pero no todos los pólipos se convierten en cáncer. La probabilidad de que un pólipo se vuelva canceroso depende del tipo de pólipo. Los dos tipos principales de pólipos son:

  • Pólipos adenomatosos (adenomas): estos pólipos algunas veces se transforman en cáncer. Debido a esto, los adenomas se denominan afecciones precancerosas.
  • Pólipos inflamatorios y pólipos hiperplásicos: estos pólipos son más frecuentes, pero en general no son precancerosos.

Entre otros factores que pueden hacer que un pólipo sea propenso a contener cáncer o que aumenten el riesgo de que una persona llegue a tener cáncer colorrectal se incluye:

  • Si se descubre un pólipo mayor a un centímetro
  • Si se descubre que hay más de dos pólipos
  • Si después de la extirpación de un pólipo se descubre la presencia de displasia, la cual es otra afección precancerosa. Esto implica la existencia de una área del pólipo o del revestimiento del colon o del recto en el que las células tienen un aspecto anormal, pero sin llegar a tener la apariencia de células cancerosas verdaderas.

Para información más detallada sobre los tipos de pólipos y afecciones que pueden llegar a causar cáncer colorrectal, refiérase a Entendiendo el informa anatomopatológico.

Cómo se propaga el cáncer colorrectal

Si se forma el cáncer dentro de un pólipo, con el tiempo puede crecer hacia la pared del colon o del recto. La pared del colon y del recto está compuesta por muchas capas. El cáncer colorrectal se origina en la capa más interna (la mucosa) y puede crecer hacia el exterior a través de algunas o de todas las demás capas.

Cuando las células cancerosas se encuentran en la pared, éstas pueden crecer hacia los vasos sanguíneos o los vasos linfáticos (canales diminutos que transportan material de desecho y líquido). Desde allí, las células cancerosas pueden desplazarse a los ganglios linfáticos cercanos o a partes distantes del cuerpo.

La etapa (extensión) de un cáncer colorrectal depende de cuán profundamente crece en la pared y si se ha extendido fuera del colon o del recto. Para obtener más información sobre las etapas, refiérase a la sección sobre etapas del cáncer colorrectal.

¿Hacia dónde crece el cáncer colorrectal?

Para entender el cáncer colorrectal, es útil saber las partes que conforman el colon y el recto. El colon y el recto conforman el intestino grueso, el cual forma parte del sistema digestivo, referido también como sistema gastrointestinal (refiérase a la ilustración a continuación).

La mayor parte del intestino grueso está compuesto por el colon, el cual es un conducto muscular de aproximadamente 5 pies de longitud. Las partes del colon reciben sus nombres según la dirección en la que se desplazan los alimentos a través de ellas.

  • La primera sección se llama colon ascendente. Comienza con una bolsa llamada ciego, adonde llega el alimento no digerido desde el intestino delgado. Se extiende hacia arriba sobre el costado derecho del abdomen.
  • La segunda sección se llama colon transverso. Se extiende a través del cuerpo desde el lado derecho hacia el lado izquierdo.
  • La tercera sección se llama colon descendente, ya que desciende (se dirige hacia abajo) en el lado izquierdo.
  • La cuarta sección se conoce como colon sigmoide debido a su forma en “S”. El colon sigmoide se une al recto, el cual conecta con el ano.

Las secciones ascendente y transversa del colon en conjunto son referidas como colon proximal, mientras que las secciones descendente y sigmoide del colon en conjunto son referidas como colon distal.

pastedGraphic.png

¿Qué función tienen el colon y el recto?

El colon absorbe agua y sal de los alimentos restantes después de que pasan por el intestino delgado. La materia de desecho que queda después que pasa por el colon pasa al recto, la parte final del sistema digestivo cuya longitud es de alrededor de 15 centímetros (6 pulgadas). Es aquí donde la materia fecal se almacena hasta que sale del cuerpo a través del ano. Los músculos del esfínter en forma de anillos alrededor del ano impiden que la materia fecal salga hasta que los músculos son relajados durante una evacuación intestinal.

Tipos de cáncer en el colon y el recto

Los adenocarcinomas representan alrededor del 96% de los cánceres colorrectales. Estos cánceres se originan de las células que producen mucosidad para lubricar el interior del colon y del recto. Cuando los médicos hablan de cáncer colorrectal, casi siempre se refieren a este tipo de cáncer. Algunos subtipos de adenocarcinoma, como el adenocarcinoma con células en anillo de sello, pueden tener un peor pronóstico (perspectiva).

Otros tipos de tumores mucho menos comunes también pueden comenzar en el colon y en el recto. Entre estos se incluye:

  • Tumores carcinoides. Estos tumores se originan a partir de células especializadas productoras de hormonas en el intestino. Se describen con más detalle en el contenido (disponible en inglés) sobre tumores carcinoides gastrointestinales.
  • Los tumores estromales gastrointestinales que se originan de células especializadas de la pared del colon llamadas células intersticiales de Cajal. Algunos no son cancerosos (benignos). Estos tumores pueden ser encontrados en cualquier parte del tracto digestivo, aunque no son comunes en el colon. Se describen con más detalle en el contenido (disponible en inglés) sobre tumores del estroma gastrointestinal.
  • Los linfomas son tumores cancerosos en las células del sistema inmunológico. La mayoría de éstos se originan en los ganglios linfáticos, pero también pueden comenzar en el colon, el recto u otros órganos. Se incluye información sobre los linfomas del sistema digestivo en linfoma no Hodgkin.
  • Los sarcomas pueden originarse de los vasos sanguíneos, así como de las capas musculares, u otros tejidos conectivos de la pared del colon y del recto. Los sarcomas del colon o del recto son poco frecuentes, y se detallan en el contenido sobre sarcomas de tejidos blandos.

Causas

¿Conocemos qué causa el cáncer colorrectal?

Los investigadores han encontrado varios factores que pueden aumentar el riesgo de cáncer colorrectal, pero aún no se tiene certeza sobre cómo todos estos factores podrían causar este cáncer.

El cáncer es causado por cambios en el ADN en el interior de nuestras células. El ADN es el químico en nuestras células que conforma nuestros genes, y que controla cómo funcionan nuestras células. Por lo general, nos asemejamos a nuestros padres porque de ellos proviene nuestro ADN. Sin embargo, el ADN afecta algo más que sólo nuestra apariencia.

Algunos genes ayudan a controlar cuándo nuestras células crecen, se dividen en nuevas células y mueren:

  • Ciertos genes fomentan el crecimiento, división y vida de las células, los cuales se conocen como oncogenes.
  • Los genes que ayudan a mantener el control de la división celular o que provocan que las células mueran en el momento oportuno se llaman genes supresores de tumores.

El cáncer puede ser causado por mutaciones (cambios) en el ADN que activan los oncogenes o desactivan los genes supresores de tumores. Esto puede resultar en un crecimiento celular descontrolado. Los cambios en muchos genes diferentes son usualmente necesarios para que se origine el cáncer colorrectal.

Para más información sobre cómo los cambios genéticos pueden conducir a cáncer, refiérase a nuestro contenido sobre genética y cáncer.

Mutaciones genéticas hereditarias

Una persona puede recibir por herencia algunas mutaciones del ADN las cuales estar presentes en cada una de sus células. Estas mutaciones son referidas como mutaciones hereditarias. Una cantidad muy pequeña de los casos de cáncer colorrectal se debe a mutaciones genéticas hereditarias. Ahora se conocen muchos de estos cambios en el ADN y sus efectos en el crecimiento celular. Por ejemplo:

  • La poliposis adenomatosa familiar (FAP), la FAP atenuada (AFAP) y el síndrome de Gardner son causados por cambios hereditarios en el gen APC. El APC es un gen supresor de tumores (normalmente ayuda a mantener el crecimiento celular bajo control). En las personas con cambios hereditarios en el gen APC, este “freno” del crecimiento celular se desactiva, causando que se formen cientos de pólipos en el colon. Con el tiempo, casi siempre se desarrolla cáncer que se origina en uno o más de estos pólipos.
  • El síndrome de Lynch (cáncer de colon hereditario sin poliposis, o HNPCC), es causado por cambios en los genes que normalmente ayudan a una célula a reparar daños en el ADN. Una mutación en uno de los genes de las enzimas reparadoras del ADN, como MLH1MSH2MLH3MSH6PMS1, y PMS2, puede evitar que se corrijan algunos errores del ADN. Estos errores algunas veces afectarán los genes reguladores del crecimiento, lo cual puede ocasionar la formación del cáncer.
  • El síndrome Peutz-Jeghers es causado por cambios hereditarios en el gen STK11(LKB1), un gen supresor de tumores.
  • La poliposis asociada al gen MYH (MAP) es causada por mutaciones en este gen que interviene en cómo la célula “corrige” o comprueba la exactitud del ADN cuando las células se dividen.

Las pruebas genéticas especiales pueden encontrar las mutaciones genéticas relacionadas con estos síndromes hereditarios. Si tiene antecedentes familiares de pólipos, cáncer colorrectal u otros síntomas relacionados con estos síndromes, usted puede consultar con su médico sobre la asesoría genética y las pruebas genéticas. La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda consultar con un profesional calificado sobre genética del cáncer antes de someterse a alguna prueba genética. Para más información, refiérase a Comprensión de las pruebas genéticas para el cancer, así como a la experiencia de someterse a pruebas genéticas(información disponible en inglés).

Mutaciones genéticas adquiridas

Las mutaciones genéticas que pueden llegar a causar cáncer en su mayoría son mutaciones adquiridas. Suelen ocurrir durante la vida de una persona más que transmitirse por herencia de padres a hijos, y estos cambios en el ADN afectan solamente a las células que provienen de la célula original con la mutación.

En la mayoría de los casos de cáncer colorrectal, las mutaciones del ADN que conducen a cáncer son adquiridas durante la vida de una persona en lugar de haber sido heredadas. Ciertos factores de riesgo probablemente desempeñan un papel en causar estas mutaciones adquiridas, pero hasta el momento se desconoce qué causa la mayoría de estas mutaciones.

Tal parece que no hay una única vía genética para desarrollar cáncer colorrectal que sea la misma en todos los casos. En muchos casos, la primera mutación ocurre en el gen APC, lo que causa un aumento en el crecimiento de células colorrectales debido a la pérdida de este “freno” en el crecimiento celular. Puede que mutaciones adicionales ocurran en otros genes, lo cual puede resultar en que las células crezcan y se propaguen descontroladamente. Es probable que también estén involucrados otros genes aún desconocidos.